Los ya conocidos masajes moldeadores de figura para conseguir un cuerpo más tonificado y reducir un par de tallas, se basan en gran parte en maniobras intensas que se realizan en esas zonas donde el tejido adiposo se localiza de manera abundante, con el fin de modelarlo a una forma más esbelta y eliminar una gran parte del mismo.

Estos masajes actúan justo sobre el tejido conjuntivo del cuerpo, ayudando a mejorar la irrigación y drenaje linfático. La reducción de algunos centímetros ocurre porque se eliminan algunos de los ácidos grasos, el líquido retenido y las toxinas que se estén acumulando justo en esa zona.

Una de las cosas esenciales para que este trabajo pueda dar resultados es que se determine el tipo de grasa, es decir si es dura o blanda, y sobre todo si está dentro de los músculos, como suele suceder con aquellas personas que hacen ejercicios en exceso. Luego de esto, los masajistas proceden a realizar los amasamientos en distintas partes del cuerpo, dependiendo del volumen  de la persona en cuestión, en 15 sesiones de masajes se pueden reducir de 1 a 4 tallas.

Como es obvio, los masajes reductores por si solos no hacen milagros, para conseguir unos resultados realmente favorecedores y que sean duraderos es necesario que se complementen con tratamientos activos, tal como lo son el ejercicio físico constante, y mantener una dieta balanceada y equilibrada.

Sin embargo estos también se pueden complementar con procedimientos que no seas manuales, como por ejemplo la endermología, la presoterapia, mesoterapia o ultrasonidos.

Tipos de masajes reductores

Existen algunos tipos de masajes reductores, aquí te explicaremos el procedimiento de los dos más habituales.

tonifica-tu-cuerpo-con-masajes-reductores

Masaje anti celulítico drenante

Luego de que la piel absorba correctamente el producto que se le aplica, el esteticista realizará movimientos de renovación venosa. El objetivo de esto es reconducir y eliminar líquidos que estén estancados entre la celulitis hacia los ganglios, así la piel se alisa y gana mucha más firmeza.

Por lo general se reduce volumen, un tratamiento bastante típico en el cual te miden antes y después de una sesión, y así poder comprobar que si has conseguido reducir unos 2 o 4 centímetros. Estos resultados varían según la zona y el tipo de cuerpo.

Masaje anti celulítico contra la piel de naranja

Este es un masaje en el que se realizan movimientos de amasamiento palmar, uno palmo-digital y también nudillar. El objetivo de este es diferente al anterior, pues está diseñado únicamente para alisar las zonas del cuerpo donde tengas piel de naranja.

Por eso son necesarios los movimientos que ayuden a descompactar los cúmulos de grasa. Es un método bastante efectivo, pues en pocas sesiones logras ver un cambio bastante notorio en esas zonas donde antes tenías celulitis, sin embargo es un procedimiento bastante incomodo, y en ocasiones puede resultar doloroso.

La cantidad de sesiones que se realicen tendrá que ver directamente con las condiciones de cada persona, y por supuesto dependiendo de cómo reaccione el cuerpo ante el tratamiento. Por lo general se realizan 2 sesiones por semana, de 1 hora cada una.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here