Para muchas de nosotras tener un cabello lacio y con brillo es un gran anhelo y las empresas de cosméticos están al tanto de esto, por eso actualmente existen muchos métodos para ayudarnos a mantenerlo así por bastante tiempo sin necesidad de recurrir a los secadores de pelo con demasiada frecuencia.

A pesar de que estos métodos no consiguen el efecto soñado en su totalidad, si logran que nuestras melenas rizadas se transformen en hermosas y lisas hebras. La variedad de métodos que podemos llegar a emplear para esto, es bastante amplia y todos tienen diferentes efectos, también se emplean de maneras distintas.

Aquí te diremos cuáles son los mejores métodos para realizarte un alisado permanente, como se emplean y que resultados tienen, para que puedas elegir cual va mejor con lo que deseas lograr y con tu tipo de cabello.

alisado-cabello

Alisado japonés

Este es un tratamiento químico que ayuda a que el cabello quede brillante y lacio de forma permanente, al menos mientras duren sus efectos. Puede ser empleado en cualquier tipo de cabello, grueso, seco, rizado u ondulado y en todos obtendrás el mismo resultado, hebras libres de friz, suaves y sin necesidad de hacer uso de secadores para mantener esto.

Su sistema de retexturización penetra la corteza del pelo y modifica la estructura interna. Se aplica un químico que ablanda el cabello, luego se plancha y se hace un brushing para conseguir que la forma de las hebras cambie, y por último se fija con un neutralizante. Por eso se considera un alisado definitivo.

Termosellado cuticular iónico

Es un método genial que le devuelve al cabello las propiedades naturales que va perdiendo con el tiempo, como lo son la queratina, la melanina y también la elastina. Logra un efecto de suavidad con el que conseguirás una melena mucho más dócil. Este tratamiento te permite decidir el grado de alisado que deseas, desde un liso total, o si prefieres mantener o atenuar tus ondas pero sin el molesto frizz.

Alisado brasileño

Este tipo de alisado tiene una fórmula que alisa e hidrata los cabellos crespos con rulos dañados. Es un método que ayuda reconstruir el pelo frágil, le devuelve brillo y da un efecto lacio bastante natural en comparación con otros.

Su aplicación es bastante similar a la que se utiliza con el alisado japonés, se aplican los químicos, sellas con un brushing y luego se pasa la plancha para dar la forma deseada. Trabaja directamente en la parte interna, desplazando los puentes sistinos y así conseguir un estiramiento que dure por mucho tiempo.

Baño de queratina

Es uno de los más conocidos, es sencillo de usar y además es genial si haces uso de tintes constantemente. Este método reconstruye los cabellos dañados por decoloraciones, consigue que se vuelvan más sedosas y elimina por completo el frizz. A pesar de ser un método bastante suave, tiene un gran efecto en las melenas menos onduladas, además te permite repetir el proceso al menos cada dos meses aproximadamente, durante este tiempo no será necesario que uses tu secador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here