Comerse las uñas va directamente relacionado con problemas de nerviosismo o de ansiedad mal canalizada. Esta acción tiene algunas implicaciones serias, y no solo en cuestiones de estética sino también con respecto a la salud. Las uñas transportan bacterias y algunos virus que te podrían causar enfermedades al tener contacto con el interior de la boca.

Esto sin contar que morderlas constantemente puede dañarlas de forma permanente, al igual que tus dientes y encías. Por eso te traemos algunos trucos para que sepas como eliminar para siempre el mal hábito de comerse las uñas.

Trucos para evitar comerse las uñas

mal-habito-de-comerse-las-unas

Los tratamientos complicados o el uso de productos raros no son la mejor opción en este caso, pues es un proceso que iras logrando de a poco, y si llegas a tener un momento de debilidad podrías causarte daños que te afecten gravemente.

Sustituye por plantas

Busca plantas que sean comestibles, mastícalas un poco cada vez que sientas las ganas de comerte una uña. Esto te ayudara a ir eliminando poco a poco este hábito y conseguirás eliminarlo por completo de tu vida.

Chicles sin azúcar

Una excelente idea es masticar chicles o pastillas de menta cada vez que sientas el impulso casi incontrolable de morderte las uñas. Sera un triple beneficio pues mantendrás tus manos ocupadas, tendrás siempre un aliento fresco y evitaras la temprana aparición de algunas arrúas con el movimiento de las mandíbulas.

Aloe vera

Esta planta, también conocida como sábila, tiene muchísimas propiedades que son buenas para la salud, pero tiene un sabor realmente repugnante. Con un cuchillo pela una penca de Aloe vera y córtala en cuadritos pequeños, colócalos en la nevera y todas las mañanas frota algunos cuadritos en tus uñas. Al momento de llevarte los dedos a la boca y sentir ese sabor tan feo, no querer volver a hacerlo.

Uñas postizas

En el caso de las mujeres, cubrir las uñas naturales con unas hechas de acrílico, permite que las otras crezcan sin ninguna interrupción, ya que las falsas evitaran que puedas seguir comiéndotelas. Además sirve de práctica, pues no querer arruinar un arreglo tan costoso como este, por un muy mal hábito.

Curitas para las uñas

Cubre tus uñas con la parte lisa y acolchada de las curitas, y déjatelas puestas unos cuantos días, puedes cambiarlas cada vez que te bañes si así lo deseas. La idea de esto es que cuando haya pasado un tiempo que consideres largo, puedas ver como lucen las mismas cuando nacen totalmente sanas.

A pesar de estos pequeños tips, lo principal es que consigas crear autoconciencia respecto a tu situación, y afrontar el problema. Lo más importante al momento de tomar la decisión de dejar de comerte las uñas, es tener fuerza de voluntad, y esforzarte por conseguir un cambio.

Comienza por identificar cuáles son las situaciones en las que más ganas te dan de morder esta parte de tu cuerpo, y evita las mismas. Si no puedes, busca formas de tranquilizarte y así evitar el estrés a tus días.

Suscríbete a nuestro blog!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.