Talones Agrietados Remedios Caseros: Cómo eliminar los talones y pies agrietados con remedios caseros fácil y rápido. 

Tienes los talones de los pies resecos, con grietas o asperezas? Te contamos como quitar y eliminar la piel muerta y reseca de tus pies con estos sencillos trucos caseros fácil de hacer y de rápido efecto, para lucir unos pies perfecto en el verano, sin dolor ni mal olor que te hagan pasar vergüenza.

Por qué salen las grietas en los talones de los pies:

Tener los talones agrietados o resecos es una causa muy común del uso prolongado de zapatos o zapatillas descubiertas como las chancletas (chanclas), sandalias, caminar descalzo, la falta de hidratación e higiene,  el peso corporal (ocurre mucho cuando tienes problemas de sobrepeso o obesidad). Otros factores que producen grietas o resequedad en los talones son la diabetes o falta de minerales con el Zinc. En algunos casos las grietas en los pies presentan cortes como heridas muy profundas con rastros de sangre y dolor, si este es tu caso, deberás acudir a un podólogo para curar las heridas.

Cómo puedo curar o quitar los talones agrietados y la resequedad de mis pies:

1- Lo primero que debes hacer antes de empezar a eliminar las durezas y grietas de los pies es limpiar bien la zona. Humedece tus pies en un barreño de agua tibia, con jabón antibacterial neutro y dos cucharadas de bicarbonato.

También puedes utilizar sal en caso de no tener el bicarbonato.

Deja tus pies sumergidos durante 20 minutos y sécalos bien con una toalla de algodón.

2- Exfolia la piel muerta de los talones con una piedra pómez hasta notar que la piel queda más suave y limpia. Luego lava nuevamente tus pies y sécalos.

3- Aplica una crema hidratante todas las noches antes de acostarte; puedes usar una de las siguientes opciones: vaselina, la crema Nivea de bote azul de toda la vida, gel de aloe vera o sábila natural, aceite de coco, almendras dulces o manteca de cacao. Aplícalos dando masajes circulares durante 5 minutos en tus pies y talones hasta notar que estén menos ásperos o secos.

4- Ponte unos calcetines de algodón y retíralos por la mañana, volviendo a limpiar tus pies y aplicar crema hidrante.

5- Si quieres obtener una mayor suavidad en tus pies y talones, sumérgelos en agua tibia con media taza de miel de abeja y da ligeros masajes por toda la zona, esto hará que tus pies estén más hidratados y evitara la formación de nuevas grietas y cortes.

Realiza este procedimiento todos los días hasta notar los resultados esperados.

Suscríbete a nuestro blog!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.