Un estudio científico ha comprobado que el azúcar puede llegar a ser tan peligrosa o adictiva como lo es la cocaína. Si observa bien la anterior imagen, notara las similitudes entre un cerebro adicto a la cocaína y un cerebro adicto al azúcar. 

Si comparamos el cerebro de una persona obesa con el de una persona adicta a la cocaína, notaremos que el cerebro de la persona obesa, resalta más el color rojo, esto debido a una sustancia llamada Dopamina, la cual es la responsable de las adicciones.
———–

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here