Este es un problema que afecta a gran número de personas, el cual se produce por distintas causas. Uno de los factores de la mala circulación es el exceso en el consumo de sal y la falta de hidratación. Para entender que es la mala circulación, se debe conocer primero el correcto flujo sanguíneo. La buena circulación es un proceso esencial en el organismo y permite transportar los nutrientes a todas las partes del cuerpo.

Mala circulación sanguínea

La buena circulación depende que exista un buen recorrido sanguíneo por todo el cuerpo. Permitiendo que llegue el oxígeno a las células, músculos y tejidos. Los canales por donde fluye o circula la sangre deben ser anchos y despejados para que exista una buena circulación. No obstante, sustancias como el colesterol hacen que las vías por donde fluye la sangre se estrechen. El oxígeno necesario no llega a las células, tejidos y músculos, produciendo infecciones, a esto se le conoce mala circulación sanguínea.

Cómo saber si tengo una mala circulación sanguínea

Síntomas de la mala circulación sanguínea

Para saber si tenemos mala circulación sanguínea debemos tener en cuenta algunas señales, que nuestro organismo emite. A continuación, te presentamos algunos tips para determinar si tenemos este problema de salud.

Cómo saber si tengo una mala circulación sanguínea

  • Color azul en la piel: cuando no hay buena circulación la piel adquiere un color azulado, a esto se le conoce como cianosis. Debido a que disminuye la concentración de oxígeno en la sangre y no llega de forma correcta a las células de la piel. Suele verse ese color azulado en los labios, pies y dedos.
  • Inflamación de los miembros: esto sucede cuando la mala circulación ha afectado primero a los riñones. Se puede evidenciar que las extremidades, es decir, manos y pies inflamados.
  • Extremidades frías: el flujo sanguíneo no es el correcto y no se mantiene la temperatura normal en algunas partes del cuerpo. Las extremidades por tener más terminaciones nerviosas, pueden presentar una baja de temperatura.
  • Pelo y uñas quebradizas: este es un signo de que los nutrientes no están llegando de forma adecuada. Lo cual provoca que las uñas y el pelo sufran debilitamiento.
  • Varices: es la acumulación de sangre en las venas producto de que el corazón débil no bombea  bien la sangre.
  • Hormigueo: en algunas partes del cuerpo pueden sentir una sensación de hormigueo. Esto es consecuencia de la falta de oxígeno que transporta el torrente sanguíneo.

Tratamiento para la mala circulación

Cómo saber si tengo una mala circulación sanguínea

Los tratamientos que más se usan para acabar con la mala circulación es la fitoterapia y los suplementos.

  • La fitoterapia es un tratamiento a base de una serie de plantas que tienen propiedades circulatorias, diuréticas y vasotónicas.
  • Los suplementos  son el aceite de germen de trigo, la cola de caballo, la uña de gato y el grosellero negro.

Suscríbete a nuestro blog!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.