Curar Piercing Infectado: Te contamos Cómo curar un piercing infectado en 4 pasos.

Si te has hecho un piercing o perforación recientemente en áreas como la oreja, cartílago, la nariz, el labio, el ombligo o los pezones, es probable que sientas la zona un poco inflamada o hinchada, esto es normal durante los primeros 2 o 3 días, pero antes de ver cómo curar una infección, debemos saber si realmente tengo una infección en mi piercing.

Los síntomas de un piercing infectado son:

1- Piel  de la zona muy roja y oscura, de un tono más bien casi negro.

2- Inflamación y dolor al tocar o rosar el piercing.

3- Secreción de pus a través de la perforación, el cual puede ser de color amarillo, blanco o verde y quizás con algunas manchas de sangre.

4- La piel de alrededor está caliente y te arde al tocarla.

En algunos casos un piercing o perforación infectado puede producir fiebre, náuseas y mareos, si este es tu caso, te recomendamos que acudas al médico lo más pronto posible, ya que es probable que la infección haya afectado otras partes del cuerpo, pudiendo poner en peligro tu salud.

Por qué se me ha infectado el piercing: 

Las razones por las que un piercing se infecta son muy comunes:

A- Te hiciste tú mismo el piercing sin las herramientas adecuadas B- No limpiaste ni desinfestaste la zona de la perforación correctamente C- EL piercing esta hecho de un metal o material al que eres alérgico,  Acero inoxidable, cobre, plástico, oro o plata, en estos dos últimos una mala reacción es muy raro pero puede pasar.

Cómo curar un piercing infectado:

1- Antes de empezar asegúrate de lavar tus manos y secarlas bien, si tienes a mano unos guantes quirúrgicos ( los que usan los médicos o enfermeras ) será mucho mejor.

2- Para desinfectar la zona del piercing o perforación, usa agua tibia, un poco de jabón antibacterial neutro y sin perfumes. Utiliza un hisopo o bastoncillo, humedécelo en el agua tibia y luego aplícale un poco del jabón. Pásalo suavemente por la zona afectada, asegúrate de retirar cualquier cualquier suciedad o secreción.  Hazlo despacio y sin prisas.

3- Utiliza una compresa de gasa para secar el área, retirando el exceso de humedad.

4- Prepara una solución salina para desinfectar (puedes comprarla ya hecha en la farmacia o el centro donde te hiciste la perforación). Utiliza 2 cucharadas de sal marina sin yodo, disuélvela en un vaso de agua tibia, remueve bien y sumerge un hisopo o bastoncillo en el agua, a continuación pásatelo por toda la zona afectada y deja secar al aire libre durante 20 minutos.

5- Aplica un poco una crema antibiótica, la cual puedes comprar en la farmacia sin receta médica y déjala secar.

Haz este procedimiento 2 veces al día, hasta que notes que tu infección a curado por completo. Si después de 3 días no notas mejoría alguna y aún te duele la herida, debes acudir al médico para que te examine y determine el tratamiento que debes seguir para curar la infección.

También es recomendable visitar al profesional que te ha hecho el piercing para que te asesore en cuanto los cuidados que debes seguir según el lugar donde te hiciste el piercing.

Si aún no logras curar el piercing infectado, visita tu médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here