Los hongos son organismos primitivos que viven en el aire, plantas, el suelo y el agua. Estos organismos se reproducen mediante pequeñas esporas, las cuales pueden ser inhaladas fácilmente por la personas. Los hongos se reproducen debido a la temperatura y la humedad. Un lugar ideal para la proliferación de estos son las piscinas.

Generalmente, las personas suelen ir a la piscina para relajarse y combatir el calor de la temporada de verano. Pero  pueden contraer el pie de atleta, que causa picazón y ardor, además de los que la piel de los pies se pone escamosa y quebradiza. Las personas adultas tienen más riesgos de contraer hongos, es por ello que deben extremar los cuidados.

Consejos para evitar contraer hongos en las piscinas

Cómo evitar coger hongos en las piscinas

Para lograr reducir el riesgo de contagiarse de hongos en la piscina, se recomienda tener cuidados especiales. Las partes del cuerpo más sensibles a infectarse con estos organismos son las extremidades, las manos, los pies, las uñas, y las ingles. Los consejos para evitarlos son las siguientes:

Usar calzado

Se recomienda no caminar descalzo por el borde de la piscina o por el suelo mojado, ya que algunos hongos sobreviven en estas áreas. Cuando la piel entra en contacto con estas células descamadas pueden producir contagio. Es por ello que se recomienda usar un tipo de calzado adecuado, para las zonas húmedas que se encuentran expuestas al sol.

Secarse el cuerpo

Uno de los agentes que crean el ambiente propicio para la proliferación de los hongos es la humedad. Es por ello, que los especialistas recomiendan secar bien el cuerpo, evitando dejar partes húmedas como los pliegues entre los dedos, las axilas y demás zonas que puedan quedar húmedas.

Sudor excesivo

Otro de los agentes que propagan el desarrollo de hongos es la sudoración. Para evitar el sudor excesivo se recomienda no exponerse al sol por mucho tiempo y ducharse constantemente. Además, para evitar la sudoración de los pies se recomienda usar un calzado adecuado. Esto con el fin de que el pie no sude, asimismo los calcetines deben ser de algodón.

No compartir toallas y vestuario

Es importante, que cuando vayas a la piscina que lleves todos los artículos necesarios y que evites prestarlos. No se recomienda prestar los zapatos, sandalias de baño, toallas, entre otros artículos que puedan transmitir los hongos de una persona a otra. Ya que en ellos se convierten en agentes para que proliferen los hongos.

Formas naturales de tratar los hongos que se producen en las piscinas

Cómo evitar coger hongos en las piscinas

Si la persona se contagia de hongos que se contraen en la piscina, se pueden realizar algunos remedios naturales, los cuales son:

Bicarbonato

Realizar una pasta de 150 gramos de bicarbonato de sodio mezclado con agua. Luego debe aplicarse en el área afectada, dejándola actuar por 10 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo de debe lavar la zona y secarla bien.

Vinagre de manzana

Debido a que el vinagre tiene ácido acético, se recomienda aplicarlo, ya que ayuda a quemar los hongos de los pies. Debes en un recipiente colocar una parte de agua y otra parte igual de vinagre de manzana. Después aplicarlo dos veces al día por dos semanas.

Yogur

Aplicar el yogur directamente sobre el área donde existan hongos. Se debe dejar actuar por media hora, este procedimiento se debe realizar una vez al día. También, se le puede aplicar al yogur unas gotas de limón para mejorar el efecto del mismo. Luego, es necesario lavar y secar muy bien la zona afectada.

Suscríbete a nuestro blog!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.