Ducharse con agua fría es más bueno que malo y tiene muchos
beneficios para la salud, pero a la mayoría de la gente no le gusta bañarse con
agua fría y más aún cuando estamos en invierno y las temperaturas bajan, pero según
estudios científicos, si te bañas habitualmente con el agua fría, tu cuerpo se
adaptara a ella.

Entre los beneficios que el agua fría aporta a nuestro
cuerpo están:

1- Fortalece y estimula el sistema inmunológico: Nuestro
sistema inmunológico responde de forma diferente a las señales terminas, cuando
nos duchamos con agua fría, el sistema se pone en funcionamiento, (como un coche
cuando le echamos combustible) y está listo para generar defensas nuevas para
combatir enfermedades.

2- Mejora la circulación: Ducharse con fría es bueno para la
circulación sanguínea en especial para las personas con problemas de obstrucción
de las venas como son las varices en las piernas.

3- Reafirma la piel: Bañarse con agua fría hará que tu piel
luzca más tersa, brillante y hermosa. El agua fría cierra los poros y humecta
la piel, al contrario del agua caliente, la cual deja la piel reseca y
escamosa.

4- Fortalece el cuero cabelludo: El agua fría sella la cutícula
del cabello y no elimina el sebo natural del cuero cabelludo, lo que aportara
brillo si lo enjuagas al final con agua fría, además si tienes el pelo débil y
quebradizo esto reducirá la caída.

5- Estimula el cuerpo: El baño con agua fría pone en alerta
nuestro cuerpo, despejando la mente y estimulando los sentidos, por eso si estás
cansado/a y el sueño se apodera de ti cuando tienes que estar operativa/o,
ducharse con agua fría te dejara mejor que haber tomado un café.

———–

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here