La pérdida del pelo es conocido como alopecia, y la misma trae como resultado la calvicie. Es posible encontrar distintas situaciones para la alopecia, algunas naturales y otras no tanto. Este problema es una de las principales preocupaciones estéticas en hombres y mujeres, sobre todo en la actualidad que las personas tienden a preocuparse más por su apariencia física.

Los cabellos son simplemente pelos completamente desarrollados y representan la expresión de una estructura compleja que se llama folículo piloso. Su forma, grosor, color y longitud varían en las ersas razas humanas. En promedio un ser humano posee entre 100.000 a 150.000 cabellos.  Las personas rubias poseen mayor cantidad de cabellos, mientras que aquellas de cabello rojizo poseen menos.

Aproximadamente el 80% de la población masculina considera que el pelo es un elemento fundamental de su imagen, un 30% refiere temor a quedarse calvo. Según un estudio realizado en el año 2007 sobre la percepción y repercusión de la calvicie en hombres y mujeres, la pérdida de cabello afecta al 34,4% de las mujeres y al 40,7% de los hombres, siendo una de las principales preocupaciones estéticas en ambos sexos. Aunque afecta en mayor proporción al sexo masculino, las mujeres son las que consultan con más frecuencia a los especialistas al momento de presentar caída del cabello.

Tipos de alopecia

como-evitar-la-calvicie

Alopecia adquirida

En condiciones normales, se produce la caída diaria de unos 100 cabellos. Cuando se presenta la caída de 250 cabellos al día, se debe empezar a hablar de caída excesiva y principio de calvicie. En estos casos, el especialista deberá detectar si la alopecia se produce por una causa adquirida o congénita. Las adquiridas pueden ser generadas por:

– Uso de determinados productos químicos: como el uso de champú que no sea el adecuado para cada tipo de cabello, aquellas personas que reciben quimioterapia o consumen algunos antidepresivos.

– También existen otras causas, como la anemia, falta de hierro, diabetes, infecciones por hongos a nivel del cuero cabelludo (tiña o tinea capitis), quemaduras o estrés (que condiciona la aparición de la alopecia areata que es un tipo de calvicie donde se evidencian áreas delimitadas sin pelo y el resto con volumen normal), malnutrición, entre otras.

En todos estos casos, cuando se consigue la causa que la produce y se elimina el cabello vuelve a crecer de manera gradual hasta conseguir la normalidad.

Alopecia androgénica

También llamada calvicie vulgar. Afecta de manera particular y casi en su totalidad a los hombres y es de carácter hereditario. Este tipo de alopecia es la más común, suele empezar entre los 20 y los 30 años de edad y se completa alrededor de los 50 años.

¿Cómo evitar la calvicie?

que-es-la-alopecia-y-como-tratarla

El simple hecho de que la alopecia sea por una causa genética no quiere decir que no tenga remedio. Hay ersos medicamentos eficaces como el minoxidil (ayuda a que el cabello vuelva a crecer) y el finasteride (detienen la caída del cabello y promueve el crecimiento).

Mantener una buena irrigación sanguínea ayuda a rejuvenecer y fortalecer los folículos pilosos del cabello, activando así su crecimiento. El ejercicio físico, los masajes capilares, la relajación, y la alimentación sana son algunas medidas que con constancia pueden ayudar a conservar el cabello.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here