La gardnerella vaginalis es una bacteria que usualmente habita en la región intima femenina. Generalmente se encuentra en muy bajas concentraciones, lo cual no causa ningún problema de salud. No obstante, cuando esta bacteria aumenta, se puede producir una infección vaginal, conocida como la vaginosis bacteriana o vaginitis de gardnerella. Algunos factores que producen esta afección es el frecuente uso de lavados vaginales, el cigarrillo o tener múltiples parejas sexuales.

Cómo se transmite la gardnerella vaginalis

Gardnerella vaginalis: Qué es, como se transmite y tratamiento

Existen diferentes causas por las cuales se puede producir el aumento de o transmisión de esta bacteria, las cuales se señalan a continuación:

  • Uso de algunos fármacos y medicamentos, como antibióticos que destruyen las bacterias buenas y permiten que las bacterias malas se reproduzcan.
  • Los tampones y dispositivos anticonceptivos intrauterinos, resecan el interior de la vagina y ayudan a la proliferación de las bacterias malas.
  • Las mujeres con una vida sexual activa que cambian de pareja de forma constante.
  • El estrés y las situaciones que causen tensión diaria pueden desencadenar este tipo de infecciones.
  • El hábito de fumar cigarrillo.

Síntomas que se generan por la infección de gardnerella vaginalis

Gardnerella vaginalis: Qué es, como se transmite y tratamiento

  • Olor fétido, muy parecido al de un pez podrido.
  • Flujo amarillento.
  • Sensación de quemazón en la vagina.
  • Picazón en el área de la vagina.
  • Dolor cuando existe contacto íntimo.
  • Algunas mujeres presentan pequeños sangrados.
  • Los hombres presentan hinchazón y enrojecimiento en el glande.

Procedimiento para tratar la infección con gardnerella vaginalis

Gardnerella vaginalis: Qué es, como se transmite y tratamiento

Esta afección se puede evitar teniendo una adecuada higiene intima, asimismo utilizando preservativos en las relaciones sexuales o evitando usar ropa íntima ajustada. Los tratamientos para tratar este tipo de infección, deben ser indicados por un médico. Los cuales son a través de algunos antibióticos como el metronidazol, la ampicilina y la clindamicina.

Generalmente, estos antibióticos son indicados por los médicos durante 5 a 7 días. Pueden ser recetados en crema vaginal o comprimidos, en mujeres embarazadas se recomienda el uso de comprimidos. Asimismo, algunos consejos para minimizar los síntomas de esta infección son:

  • Lavarse la zona vaginal con jabones suaves o de PH neutro, asimismo lavar con abundante agua y secarla muy bien.
  • Usar ropa interior de algodón, no muy ajustada para evitar la sudoración de la parte intima.
  • Luego de usar el baño limpiarse de forma adecuada.
  • Evitar el uso excesivo de duchas vaginales, ya que barres con las bacterias buenas que evitan el aumento de las bacterias malas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here