El seguro de estudios

0
240

Entre la gran posibilidad de seguros que podemos contratar, se encuentra el seguro de estudios, tratándose de una modalidad de póliza del seguro de Vida, dónde los estudios adquieren un papel de protagonista.

empleados-educacion3

Con el fin de conocer realmente qué es el seguro de estudios, y cómo funciona exactamente, hoy nos centramos en él. Conoceremos todos los detalles al respecto y para qué nos puede servir el seguro de estudios.

Como bien sabremos, la escolarización de un niño y todo lo que conlleva, no es precisamente económico, y para esta razón ha nacido el seguro de estudios, que cada vez es más usado en nuestro territorio. Los padres cada año se enfrentan al inicio del curso escolar y con la crisis económica los esfuerzos son considerables para hacer que sus hijos puedan ir a clase correctamente.

Qué es el seguro de estudios

En breves palabras, podemos decir que el seguro de estudios se trata de una póliza en el seguro de vida, destinada a cubrir los gatos que se derivan por la escolarización de los hijos de los asegurados, en el caso de que los niños sean menores, o bien del propio asegurado, si éste ya es mayor de edad.

En el caso de encontrarse en una situación complicada económicamente y no les resulte fácil el hecho de poder estudiar, o hacerse cargo de los costes, el seguro de estudios se encarga de cubrir dichos gastos con el fin de asegurar la protección de estudios o bien la continuidad del estudiante.

Cómo funciona el seguro de estudios

Al no tratarse de un seguro obligatorio por parte de los centros, son los propios padres o el alumno mismo, quien debe contratar este tipo de póliza, incluida en el seguro de vida.

formacion-estudios-empleo

Las indemnizaciones se destinan al centro, ya que recibe la cuantía de los estudios pendientes, por parte del propio seguro, mientras que el alumno también puede recibir ayuda económica para los gastos de manutención o material necesario, siempre y cuando se especifique en el contrato.

Uno de los requisitos para poder contratar este seguro, es la contratación de la cobertura de fallecimiento, que supone una garantía básica en este tipo de pólizas. También existen garantías adicionales en el caso de que al contratante le interese tenerla aún más completa.

Por norma general, el asegurado no puede tener más de 65 años de edad, y otro de los requisitos es que en el caso de apostar por la garantía de desempleo, el contratante debe estar sin trabajo y no debe cobrar por estar en situación de desempleo (no puede estar en el paro).

La existencia del seguro de estudios permite a aquellos padres con problemas económicos, asegurar la continuación de sus hijos con los estudios, así como la cobertura de todos los gastos relacionados con los estudios de sus hijos.

Por otro lado, aquellas personas mayores de edad que tampoco cuenten con los recursos suficientes como para iniciar una carrera universitaria, pueden apostar por un seguro de estudios para que sea todo un poco más fácil.

Dejar respuesta