Eres de quienes se preguntan ¿Por qué cuesta tanto bajar de peso? y ¿por qué es tan fácil subir de nuevo?

Es bastante frecuente que luego de adelgazar unos kilos, en especial si se hace rápidamente, se vuelva a ganar parte del peso perdido, todo o incluso es posible que logres ganar algunos kilos de más. Esto se debe al denominado efecto rebote que se convierte en una de las más frecuentes  preocupaciones de aquellas personas que  se someten a una dieta para bajar de  peso.

¿Por qué sucede el efecto rebote?

Porque sucede el efecto rebote

El cuerpo humano es una maquina perfectamente diseñada para preservar la vida y la salud, por años de evolución se ha estudiado y perfeccionado el funcionamiento del cuerpo, aportando respuestas a interrogantes como esta. Sucede que al hacer una dieta se limita el consumo de alimentos, al pasar de un tiempo en esta condición, el cuerpo se cae en un estado de ahorro, con el objetivo de no gastar calorías como antes y preservar las reservas para sobrevivir.

Este ahorro de energía va haciendo lento el metabolismo. Cuando se vuelve a la dieta habitual y consumes todo tipo de alimentos, el cuerpo permanece en alerta y almacena la mayor cantidad de lo que comes, es necesario que el cuerpo entienda que debe abandonar el estado de ahorro.

Por ello, tanto antes como después de una dieta no descuides el efecto rebote piensa bien el tipo que vas a comenzar y ya cuando has logrado bajar de peso es necesario no descuidar la alimentación ni el ejercicio, de lo contrario no sólo ganarás el peso que perdiste, sino que incluso más.

¿Cómo combatir con el efecto rebote?

Cómo combatir el efecto rebote n

Antes de darte algunas recomendaciones te aconsejo evitar:

  • Las dietas muy restrictivas y rápidas.
  • El sedentarismo o falta de actividad física.
  • Perder peso abruptamente

Ten por seguro que todo el peso que pierdas en estas tres condiciones volverá a ti antes de que te des cuenta.

Recomendaciones para evitar el efecto rebote

  • Seguir una dieta prescrita, elaborada y vigilada por un especialista. Esta dieta debe aportar todos los nutrientes y el menor número de calorías posible, siempre en su justa medida y de acuerdo a las necesidades de cada persona.
  • La pérdida de peso debe ser lenta y progresiva, la clave está darle a nuestro organismo tiempo para que se adapte al cambio y no se quede en modo ahorro, la clave está en la constancia y la paciencia.
  • Practicar siempre ejercicio físico, es vital para bajar de peso, mantenerse cuando ya se ha perdido peso y también fundamental para tener una buena salud. Además así evitaras la flacidez característica de la piel cuando se pierde peso.
  • Luego de terminar la dieta, realiza por un tiempo una dieta de mantenimiento, como su nombre lo indica, está diseñada idealmente para ayudar a ir cambiando la alimentación sin recuperar el peso perdido, aportando solo las calorías que quemas diariamente, y optando siempre por alimentos naturales bajos en grasa y azucares.

Debes tomar en cuenta el factor genético, es recomendable más que una dieta implementar un estilo de vida permanente, que te permita mantenerte delgado y sano.

Suscríbete a nuestro blog!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.